“La misericordia cambia el Mundo : lo hace menos frío y mas justo.“

Primer ángelus del Papa Francisco, Roma, Marzo 2013.

 

Misericordia quiere ser una respuesta a las exhortaciones de la Iglesia a través de la voz del papa Francisco . Basándose sobre las dos prioridades apostólicas de la Iglesia, que son la preocupación por los pobres y la misión, los voluntarios estarán dispuestos a servir a los mas débiles según la visión cristiana del desarrollo de la persona sin distinción de raza, de color ni de religión.

De esa manera, Misericordia responde específicamente a la llamada del Arzobispo de Santiago. El proyecto se acompaña de manera mas cuidadosa por Monseñor Pedro Ossandon, el obispo auxiliar de la diócesis.

Misericordia ancla su acción en una realidad de la Iglesia local. Ella quiere renovar y apoyar a la parroquia en su acción apostólica.

Misericordia empezó su acción en uno de los sectores los mas débiles del Norte de Santiago, en el territorio de la parroquia Nuestra Señora de los Pobres de Huechuraba.